Toxina botulínica

El proceso de envejecimiento va acompañado de la aparición de dos tipos de arrugas:

Dinámicas, causadas por la hiperactividad de los músculos faciales (entrecejo o glabela)

Estáticas, asociadas a una pérdida de volumen, por ejemplo, surcos nasogenianos (son unas líneas semicirculares que delimitan los pómulos y el área alrededor de la boca)

Otro factor es la excesiva y prolongada exposición solar, que deriva en unas arrugas muy marcadas alrededor del ojo, las llamadas “patas de gallo”. Gracias a los avances en la Medicina Estética y de tratamientos no quirúrgicos, actualmente se consiguen relajar y atenuar los signos de la edad con el tratamiento de Toxina Botulínica.

¿QUÉ ES LA TOXINA BOTULINICA?

La toxina botulínica es una neurotoxina modificada altamente purificada derivada de la bacteria Clostridium Botulinum. Existen 7 serotipos, de las cuales solo se utilizan 2. La toxina Botulínica serotipo B se utiliza a nivel hospitalario. En la quimiodenervación para la remodelación de la estética facial empleamos la Toxina Botulínica tipo A, cuyo origen es bacteriano. Tradicionalmente se ha empleado en Oftalmología para el tratamiento de blefaroespasmo y estrabismo.

La toxina botulínica tipo A impide la rotura de las vesículas liberadas en el terminal presináptico de la placa motora. Produce relajación muscular en la zona de inyección que dura aproximadamente de 4 a 6 meses.

PROCEDIMIENTO

Una vez reconstituido el vial, se extrae la cantidad necesaria de toxina botulínica. Después de desinfectar la zona de la piel a tratar y marcar los lugares de inyección, la Dra. le realizará una serie de inyecciones en cada uno de los puntos que le causan las arrugas.

La mejoría de las líneas de expresión tiene lugar por lo general durante la semana posterior al tratamiento, habiéndose observado el máximo efecto a las 5 o 6 semanas de la inyección. Se ha demostrado que el efecto del tratamiento dura hasta 4 meses después de la inyección. El intervalo entre dos tratamientos no debe ser inferior a 2 meses.

INDICACIONES

Informe a la doctora

Si padece alguna enfermedad o si está tomando alguna medicación. Para evitar la aparición de hematomas, no tomar aspirina ni medicamentos antiinflamatorios antes de iniciar el tratamiento.

Siempre especialistas

Si la toxina no es aplicada por profesionales médicos expertos pueden ocurrir efectos adversos en los tejidos adyacentes alterando las características del contorno facial.

Reacciones adversas

Las reacciones adversas aparecen durante los días posteriores a la inyección y son transitorios, de una intensidad de leve a moderada, y pueden aparecer en contadas ocasiones.

DESPUES DEL TRATAMIENTO

Evite tumbarse

No tumbarse ni agachar la cabeza hacia delante o hacia atrás en las 4 horas siguientes al tratamiento

Ni frotar ni masajear.

Evite frotar o masajear las áreas tratadas durante las próximas 24 horas después del tratamiento.

Lavado suave

La noche inmediata después del tratamiento debe limpar su cara suavemente, siempre sin frotar.

Portugal