QUÉ ES EL MELASMA Y CÓMO PODEMOS TRATARLO

QUÉ ES EL MELASMA Y CÓMO PODEMOS TRATARLO

¿Qué es el melasma? 

El melasma es un problema cutáneo común. Provoca manchas de color marrón a marrón grisáceo, generalmente en la cara. La mayoría de las personas lo tienen en las mejillas, el dorso de la nariz, la frente, la barbilla y por encima del labio superior. También puede aparecer en otras partes del cuerpo más expuestas al sol, como los antebrazos y el cuello.

Uno de los tratamientos imprescindibles para el melasma es la protección solar. Esto significa utilizar protector solar todos los días y volver a aplicarlo cada dos horas. También es recomendable usar un sombrero de ala ancha cuando la exposición sea mayor. Es posible que el protector solar por sí solo no brinde la protección completa para el melasma. Las mujeres tienen muchas más probabilidades que los hombres de contraer melasma. Es tan común durante el embarazo que el melasma a veces se denomina “la máscara del embarazo”. Las hormonas parecen desencadenar el melasma.

Los signos comunes  del melasma son parches marrones o gris-marrón en la cara. Estos parches aparecen con mayor frecuencia en:

  • Mejillas
  • Frente
  • Puente de la nariz
  • Por encima del labio superior
  • Barbilla

Algunas personas presentan melasma en los antebrazos o el cuello, aunque es menos común.

¿Quién padece melasma con más frecuencia?

El melasma aparece en la piel de las mujeres con mucha más frecuencia que en la de los hombres.

Solo el 10% de las personas que contraen melasma son hombres.

Las personas con piel más oscura, como las de ascendencia latina / hispana, norteafricana, afroamericana, asiática, india, del Medio Oriente o del Mediterráneo, tienen más probabilidades de contraer melasma. Las personas que tienen antecedentes familiares directos  de melasma también tienen muchas más probabilidades de contraerlo.

¿Qué causa el melasma?

Las causas del melasma aún no están claras. Es probable que ocurra cuando las células productoras de la melanina (melanocitos) produzcan melanina en exceso. Las personas con fototipos altos son más propensas al melasma porque tienen más melanocitos activos que las personas con piel clara.

Los factores desencadenantes más comunes del melasma incluyen:

  • Exposición al sol: la luz ultravioleta (UV) del sol estimula los melanocitos. De hecho, una pequeña cantidad de exposición al sol puede hacer que el melasma regrese después de la decoloración. La exposición al sol es la razón por la que el melasma suele empeorar en verano. También es la razón principal por la que muchas personas con melasma lo contraen una y otra vez.
  • Cambio en las hormonas: las mujeres embarazadas a menudo contraen melasma. Cuando el melasma aparece en mujeres embarazadas, se llama cloasma o máscara del embarazo. Las píldoras anticonceptivas y los medicamentos de sustitución hormonal también pueden desencadenar el melasma.

Si un producto irrita la piel,  puede empeorar el melasma.

 

 

¿Cómo se diagnostica el melasma?

Exploración de la piel con un dispositivo llamado luz de Wood.

A veces, el melasma puede parecerse a otra lesión cutánea. Para descartar otra afección de la piel, es posible que sea necesario que el dermatólogo realice una biopsia de piel.

El melasma puede desaparecer por sí solo. Esto suele ocurrir cuando un factor desencadenante, como un embarazo o las píldoras anticonceptivas, causa el melasma. Cuando una mujer da a luz o deja de tomar las píldoras anticonceptivas, el melasma puede desaparecer.

Sin embargo, algunas personas tienen melasma durante años o incluso toda la vida. Si el melasma no desaparece o la paciente quiere seguir tomando píldoras anticonceptivas, existen tratamientos para el melasma. Éstos incluyen:

  • Hidroquinona: este medicamento es un primer tratamiento común para el melasma. Se aplica sobre la piel y actúa aclarando la piel. Se puede encontrar en forma de crema, loción, gel o líquido.
  • Tretinoína y corticosteroides.
  • Otros medicamentos tópicos (aplicados en la piel):  ácido azelaico o ácido kójico para ayudar a aclarar el melasma

La Dra Esther Durán le dará las pautas a seguir en la consulta.

Tratamientos

Si el producto que se aplica en la piel no mejora el melasma, existen otros procedimientos para mejorarlo. Los procedimientos para el melasma incluyen peeling químico, microdermoabrasión, dermoabrasión, tratamiento con láser o luz pulsada.

La Dra le indicará los más adecuados según su caso.

Siguiendo las recomendaciones, el melasma tienen un buen pronóstico. Sin embargo, en algunos casos puede ser resistente y pueden pasar algunos meses de tratamiento para ver una mejoría. Es importante seguir los consejos de la Doctora para obtener el mayor beneficio del tratamiento. También puede ayudar a evitar la irritación de la piel y otros efectos secundarios.

Tras el tratamiento del melasma, es muy importante seguir tratando la piel. La terapia de mantenimiento puede prevenir la reaparición del melasma:

  • Usar protector solar a diario. Uno de los tratamientos más comunes para el melasma es la protección solar. Dado que la luz solar desencadena el melasma, es importante usar protector solar todos los días, incluso en días nublados y después de nadar o sudar. Es importante elegir un protector solar que ofrezca protección de amplio espectro, un factor de protección solar (SPF) de 50. Se recomienda aplicar protector solar 15 minutos antes de salir y volver a aplicarlo al menos cada dos horas.
  • Usar un sombrero de ala ancha y anteojos de sol en el exterior. Siempre que sea posible, buscar la  sombra y usar ropa protectora además de aplicar protector solar.
  • Elegir productos suaves para el cuidado de la piel que no produzcan quemazón ni pico, ya que los productos que irritan la piel pueden empeorar el melasma.
  • Evitar la depilación. La depilación con cera puede causar inflamación de la piel que puede empeorar el melasma, por lo que es importante evitar depilar las áreas del cuerpo afectadas por la afección.

 

 

Give a Reply

Responsable: Esther Durán Marquez
Identidad: Esther Durán Marquez - CIF: 08862345P
Dir. postal: C/ Vasco Núñez Nº 25 Badajoz 06001
Teléfono: (+34) 681 688 960 - (+34) 924 196 746
Correo electrónico: ester@clinicaesteticabadajoz.es
En nombre de la empresa tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado, realizar la facturación del mismo. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en Esther Durán Marquez estamos tratando sus datos personales por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Portugal